"Los Pilares de la Tierra" de Ken Follet

Es un libro que aparte de la trama que tiene, para mí es una obra maestra. Al margen de la historia, de sus personajes, de todo lo que contiene, está tan bien escrito, documentado, descrito que a parte de engancharme desde el principio, no dejó de asombrarme hasta el final por la maestría de su autor para enlazar cada hecho, cada personaje unos con otros, todos tan distintos y al final con tanto en común.

Ambientada en la Inglaterra de la edad media, la historia está centrada principalmente en la famila del carpintero Tom cuyo sueño es la construcción de una catedral. Al quedarse en paro comienza una peregrinación junto con su mujer embarazada y sus dos hijos Alfred y Martha por Inglaterra en busca de empleo. Atraviesan peligrosos bosques. Su esposa muere al dar a luz y, al no poderse hacer cargo del bebe, deciden abandonarlo en la misma tumba de su madre. Arrepentido vuelve a buscarlo pero Ellen, una proscrita que vive en el bosque con su hijo Jack le informa que el bebe ha sido recogido por un grupo de frailes y llevado al monasterio.


Después de muchas penurias Tom consigue trabajo con los mismos frailes que recogieron a su pequeño y puede cumplir su sueño de construir una catedral y ver crecer a su hijo.


Así comienza una historia en la que los malos son muy malos y muy ricos y los buenos son muy buenos y pobres. Pero ésto solo es un pequeño, pequeñísimo comentario sobre una minúscula parte de los protagonistas, está el malvado y sádico Lord William Hamleigh que rechazado por Lady Aliena solo busca hacerle la vida imposible, el enamoramiento de ésta y Jack, el obispo Waleran Bigod que para colmo de males se alía con Lord William Hamleigh para evitar que la catedral se construya y a parte de todo esto, la misteriosa muerte del padre de Jack, hijo de Ellen.


En fin una historia en la que todos sus protagonistas, tan distintos entre sí acaban coincidiendo de algún modo. Lo recomiendo, aunque asuste su tamaño.

1 comentarios:

reinasinespejo dijo...

Buena síntesis del libro. A mí también me gustó mucho. Me daba miedo empezarlo por el volumen, pero es uno de los libros que me han tenido más enganchada.