"Luna nueva" de Stephenie Meyer.

En esta segunda entrega de la saga, Bella cumple dieciocho años y en casa de los Cullen le preparan una fiesta “sorpresa”. Mientras abre uno de los regalos se hace un pequeño corte en un dedo con el papel, solo es una minúscula gota pero lo suficientemente olorosa para que Jasper no pueda controlarse y se abalance sobre ella. Edward se interpone entre ambos, cae al suelo con Bella que se corta en el brazo con los cristales que se han roto al caer ellos. La habitación se llena del aroma de su sangre y todos, excepto Carlisle y Edward, deben salir al jardín para evitar más tentaciones.
Este echo hace pensar a Edward si él es lo mejor para Bella o si debería alejarse de ella, afrontar que son distintos y seguir vidas separadas. No puede dejar de pensar en el peligro constante que supone para Bella el estar junto a él o su familia además de la facilidad que ella tiene para los accidentes. Al final se decide por abandonarla y como sabe que no será fácil opta por lo más doloroso: decirle que no la ama.
Bella cree morir, se queda en estado de shock perdida en el bosque, aovilla bajo la lluvia murmurando: “Se ha ido”. Tras cuatro meses actuando como una autómata, más muerta que viva escucha la voz de Edward en su cabeza cuando se encuentra en una situación peligrosa, cerca de unos tipos que la miran. La voz de Edward le advierte del peligro y le insta para que se aleje de allí. A partir de ese día Bella decide provocar situaciones que entrañen riesgo para poder oír la anhelada voz.Llevada por este espíritu suicida se decide a comprar unas motos viejas y su amigo de la reserva india Jacob Black las repara. Y al montar en ellas vuelve a oír a su amado pidiéndole que deje de hacer tonterías. Otra amenaza constante es la presencia de la vampira Victoria en Forks acechando a Bella, desea matarla para vengar la muerte de James, su amado, asesinado por Edward para proteger a Bella (que lío, jeje). Lo peor llega cuando decide saltar al mar desde un acantilado. Alice, la hermana de Edward, la ve en una de sus visiones y cree que intenta suicidarse. La cosa se lía más y creen que ha muerto. Edward busca la manera de poner fin a sus días y la única forma es en Italia provocando a la “realeza” vampira, los Vulturi. Alice acude a casa de Bella para dar consuelo a Charlie (su padre) pero al llegar allí se encuentra con ella y lo aclaran todo. Ahora Bella es la única que puede salvar la vida de Edward. Salen disparadas hacia Italia sabiendo que lo más seguro es que mueran en el intento, aun así, la suerte les sonríe y por fin logra encontrarse con su amor y arreglarlo todo. Los Vulturi les hacen prometer a Edward que convertirá a Bella, de lo contrario ellos la matarán. Al llegar a casa él se lo piensa mejor y ella decide someter su transformación a votación en casa de los Cullen. La votación sale a favor de Bella, deseosa de convertirse, pero Carlisle, el único capaz de hacerlo le pide que espere hasta la graduación. Edward le dice que si desea que él la convierta le tiene que dar un poco más de tiempo además de casarse con él antes. Bella se lo toma a risa y esto ofende a Edward. Lo hablan en serio y ella decide darle más tiempo para que sea él quien lo haga. Y ahí se queda la cosa…

La verdad es que no sé muy bien qué decir, que me ha gustado o que no, porque ha sido ambas cosas. Si “Crepúsculo” me llevó a vivir en una segunda “edad del pavo”, “Luna nueva” me ha matado el pavo y no me ha dejado ni las plumas. Quizás se deba a que el primer libro me gustó demasiado, entonces del segundo me esperaba que me entusiasmara de la misma manera y, aunque lo he leído con la misma avidez, no ha sido igual, incluso a habido momentos en que me ha parecido tedioso e incluso aburrido. El personaje de Bella se va convirtiendo cada vez más patético (a mi parecer) al contrario que la perfección de Edward que sigue igual de encantador, jeje. En fin, creo que se podía haber ahorrado cien páginas si a Bella no le diera vueltas la cabeza, la habitación o le entraran mareos o vómitos cada dos páginas. De lo único que estoy segura es que su autora ha conseguido lo que se esperaba, engancharme de tal manera que estoy estresada y obsesionada ya pensando en comprarme el tercero de la saga.

2 comentarios:

Carolus dijo...

Aquí os dejo abrir un e-libro muy útil para que lo miréis, se llama El Gran Juego, de C. Martín Pérez.

http://www.personal.able.es/cm.perez/comentarioslibros.html
http://www.personal.able.es/cm.perez/Extracto_de_EL_GRAN_JUEGO.pdf

Se trata de un libro de estrategia, ya sea política, militar o de marketing, pues inclusive en la actualidad se dice que emplea en las carreras de empresariales o derecho. Con lo que veas se puede practicar mucho sobre estrategias, autocontrol, PNL, lenguaje verbal y corporal, liderazgo, seducción, manipulación, persuasión y lucha por el poder.

Saludos.

reinasinespejo dijo...

Pues nada, a por el tercero!

PD: qué libros tan interesantes recomiendan tus lectores, eh?